«Fetiche de Pescado» Canal de Telegram.

¡Histórico! Salas: primer campeón latino del Torneo Central de las WSOP

El crack argentino Damián Salas quedará inscrito para siempre en las páginas de la historia del poker mundial, al convertirse en el primer jugador hispanoparlante que se consagra como campeón del Evento Principal de las World Series of Poker (WSOP), considerado como la competencia más prestigiosa del circuito orbital de esta disciplina. El Pampa necesitó cerca de 7 horas para vencer a Joseph Hebert y conquistar así un premio de 1 millón de dólares.

¡Histórico! Salas: primer campeón latino del Torneo Central de las WSOP

Escrito por: Jorge Mario Loaiza

Damián Salas hace historia en una atípica versión del Mundial del Poker

La noche del primer domingo del 2021 en Las Vegas, cuando ya corría la madrugada del lunes en el territorio latinoamericano, se convirtió en el momento que marcará para siempre la carrera del shark argentino Damián Salas, gracias al histórico logro que selló con su victoria sobre el estadounidense Joseph Hebert, en el denominado Heads Up Championship, enfrentamiento que definió al campeón del Evento Principal del Circuito de Invierno de las World Series of Poker (WSOP) 2020.

Salas, quien tendrá el honor de ser recordado siempre como el primer jugador latinoamericano e hispanoparlante que alcanza esa distinción, se embolsó con esta victoria un premio de un millón de dólares; pero, especialmente, podrá celebrar un premio mucho más significativo: el prestigio que conlleva el galardón alcanzado este 3 de enero en la llamada Ciudad del Pecado, que equivale a algo así como un título mundial de los pesos pesados, si se hiciera una comparación directa con el boxeo.

Un duelo por el título mundial adaptado a las condiciones de la pandemia

Las circunstancias ocasionadas por la expansión del Covid-19 a lo ancho del planeta, llevaron a que este verano, ante la cancelación de su versión habitual programada en el Río Casino de Las Vegas, las WSOP trasladaran su parrilla de torneos a los paños virtuales, con GGPoker como anfitriona. 

Si bien entre las competencias del serial se programó un torneo con un buy-in de US$5.300, al que se designó como Evento Principal del festival y en el que resultó campeón el búlgaro Stoyan Mandazhiev, con un premio de US$3.916.685; posteriormente la organización conjunta entre las WSOP y GGPoker determinaron que debía realizarse un certamen que sustituyera el tradicional torneo de US$10.000 que oficia como evento central de la Serie Mundial. 

Fue así como se originó este segundo Main Event de las WSOP 2020 en GGPoker, incluido esta vez en la parrilla de torneos de una edición especial del festival orbital programada entre el cierre del 2020 y los inicios del 2021 bajo la denominación de “Circuito de Invierno” de la Serie Mundial (WSOPC).

Para llegar al Heads Up Championship, Damián tuvo que obtener ese derecho antes, en la edición del Evento Principal de las WSOP reservada para jugadores no estadounidenses. Se trató de una competencia de formato híbrido, en la que hubo una exigente fase online como primera etapa, con la cual se determinó un grupo de nueve finalistas que fueron citados para una definición de gala en la ciudad checa de Rozvadov, luego de múltiples rondas de eliminación en la sala de las dos G.

Con su victoria en Rozvadov, tras superar en el heads up al brasileño Bruno Botteon; el ‘Pampa’, como es conocido Salas entre amigos y compañeros de mesas, no sólo se adjudicó un portentoso premio de US$1.550.969, sino que quedó de frente a su gran sueño de convertirse en el primer grinder de origen latinoamericano que consiguiera el brazalete dorado que se entrega al campeón del torneo que es considerado por excelencia como el verdadero ‘Mundial del Poker’ en cada ciclo solar terrestre.

Damián Salas y Brunno Botteon

Por el otro lado, en una versión semejante del torneo, pero exclusiva para jugadores localizados en los estados de Nevada y New Jersey, en Estados Unidos; Joseph Hebert se llevó el título entre los finalistas que dejó la fase virtual del certamen, al imponerse en la definición que tuvo lugar en el Río Casino All Suite, el 14 de diciembre. Con Ron Jenkis como último rival, Hebert obtuvo una recompensa de US$1.553.256 y quedó con el encargo de representar la bandera de las barras y las estrellas en el gran duelo por el título mundial frente a Salas.

Los contendientes y sus pergaminos previos al Heads Up Championship

Más allá de su victoria final en el duelo por el título de este Evento Principal de las WSOP, el argentino Damián Salas, abogado de oficio, y de 45 años de edad, estaba precedido de un alto favoritismo para imponerse sobre Hebert. Los pronósticos se basaron en la amplia trayectoria del nacido en Chascomús, quien ha tomado parte prácticamente en todos los eventos reconocidos del circuito latinoamericano, con presencia en los premios de casi todos ellos, también.

Su punto más alto de reconocimiento internacional, previo a su avance hacia este título mundial, se había dado en 2017, cuando también alcanzó un lugar entre los finalistas del Evento Principal de las WSOP; en aquella ocasión en su formato tradicional, con toda la competencia adelantada en vivo en Las Vegas.

En esa edición, el Pampa terminó en séptimo lugar y obtuvo un ingreso por US$1.425.000; cobro que solo mejoraría con su reciente victoria en Rozvadov. De ese modo, su triunfo de ayer en el Heads Up Championship se convierte en el tercero más importante para Damián, obtenido en competencias en vivo.

Como cifras precedentes al gran duelo con el que se hizo al brazalete de la Serie Mundial, en lo que se refiere a competencias disputadas en vivo, Salas registra 64 presencias en premios en torneos internacionales, con 7 heads up alcanzados y 4 títulos en certámenes de esta índole. El ‘Pampa’ había logrado 18 cobros en torneos de las WSOP y un total de ganancias en vivo por US$4.238.933.

Por el lado de Hebert, su trayectoria es vasta en torneos del circuito de los Estados Unidos, pero nunca registró un cobro por fuera de su país, lo cual deja en evidencia que aún podía carecer un poco del rodaje internacional que sería ideal tener a la hora de definir un título del mundo.

Joseph es en gran medida un jugador regular de niveles medios, que toma parte en competencias con un costo de inscripción entre los 100 y los 1.000 dólares, por lo cual no había llegado a un nivel de ganancias tan notorias como las que obtuvo con su título en la versión estadounidense de este torneo central del Circuito de Invierno en las WSOP 2020.

Aún así, no resulta para nada despreciable el palmarés de Hebert, en el que se computan 87 presencias en premios, siendo su mejor ingreso en competencias en vivo, obviamente, el que consiguió el 14 de diciembre en Las Vegas, como paso previo a su histórico enfrentamiento con Salas.

Para hacer más meritorio ese triunfo, que selló con rivales tan complejos como Ron Jenkis y Michael Cannon, Joseph llegó a este Main Event de las WSOP gracias a su clasificación en un satélite de escasos US$300. En todo su historial, Hebert registra 11 heads up en torneos en vivo, 7 títulos ganados, 16 cobros en torneos de la WSOP y un total de ganancias de US$2.566.216 en torneos presenciales.

El complicado pulso por el título para Salas

Damián Salas en el HU

Para alcanzar la gloria histórica de la primera victoria latinoamericana en el Evento Principal de las WSOP, Damián Salas tuvo que resolver en las mesas situaciones que le resultaron tan complejas como su arribo e ingreso a territorio estadounidense. Debido a su reciente presencia en el continente europeo, las autoridades del país del Tío Sam habían negado la libre entrada del argentino para cumplir con la cita pactada con Hebert en Las Vegas.

Después de varios ires y venires, que obligaron a Damián a cambiar de itinerarios e, incluso, llevaron a la organización de las WSOP a fijar este domingo como nueva fecha del Heads Up Championship, que debió realizarse antes de cerrar el 2020; Salas comprobaría en este duelo que su odisea no terminaría sin tener que sortear también las agitadas aguas que encontraría en el evento para el que hizo su llegada al Río Casino All Suite.

Con niveles de 20 minutos y 500.000 puntos como stack inicial, los dos oponentes arrancaron con decisión en su partida por el brazalete de campeón mundial y un premio de 1 millón de dólares, añadido al pozo por la organización. Salas fue más brioso en las primeras de cambio, pero no logró sacar una gran ventaja inicial y se fueron al primer break, después de 6 niveles de juego, con un balance apenas ligeramente favorable al albiceleste. Con 557.000 fichas en su pila, frente a 443.000 de su rival, Damián se fue al primer descanso, luego de 60 manos jugadas.

Damián Salas vs. Hebert

Al retornar de esa primera pausa, Salas empezó a conseguir distanciarse de Hebert en la cuenta, al superar en su stack el umbral de los 600.000 puntos. Pero todo daría un intempestivo giro en cuestión de pocas manos. Joseph reencontró el rumbo en una jugada en la que completó color con 8h 9h en un board que mostró Kh 6h As 2d Th. El estadounidense sacó algo de valor de su combinación y se puso arriba de Damián con 528.000 fichas, frente a las 472.000 con las que quedó el de Chascomús.

Pasaron unas diez manos y Salas eligió un spot erróneo para encarar a Hebert cuando tomó la iniciativa en una mano en la que las comunitarias fueron Kh Ks Qd 5d 7c. El norteamericano se limitó a dejar que Damián presionara y acabó pagando las apuestas para sacarle renta al trío que formó con su Kd 4d. Poco después, gracias a algunas otras jugadas en las que Joseph consiguió llevarse el pozo obligando al ‘Pampa’ a foldear antes de llegar a river, el balance lucía más que adverso al sueño del argentino: 172.000 fichas para Salas, 828.000 para Hebert.

En el nivel 9 de juego, ya con ciegas en 5.000/10.000, Salas se jugó sus únicas 10 ciegas restantes con Ad 2c y Hebert cubrió con Kd 5h. Un Ah en el flop fue suficiente para que Damián se quedara con el pozo y duplicara su pila. Sin embargo, la recuperación aún se tardaría en darse, puesto que pocas manos después, el ‘Pampa’ tuvo que volver a poner al centro su stack, ahora de 134.000 fichas, para defender los Ts Th que le correspondieron ante el Kd 9d con el que le hizo frente Joseph. Las comunitarias volvieron a darle vida a Salas, que llegó a 268.000 unidades en su acumulado.

Con las ciegas presionando cada vez más al sudamericano por la proporción que alcanzaban respecto a su stack, el torneo se convirtió para él prácticamente en un ‘all in or fold’ al pasar la instancia del nivel 14, con las obligadas ya en 20.000/40.000. Cuando tenía 300.000 fichas en su pila, Damián encontró un spot en el que su Qs Td se hizo escalera con un board que mostró Ks Th 2d Jh As. Con ese pozo, el gaucho emparejó las cuentas, quedando escasamente una ciega por debajo de Hebert.

Pocas manos después, Salas volvió a estar arriba, gracias a algunas jugadas en las que sus apuestas obligaron a su rival a mandar las cartas al muck. Sin embargo, la aparente tranquilidad conquistada por el ‘Pampa’ desapareció rápidamente cuando Damián decidió pagar un shove de Hebert por 380.000 fichas, con Jc Kc. El estadounidense entró dominando la mano, con Ks Qh y en las comunitarias no hubo ninguna ayuda para Salas. La cuenta quedó 760.000 a 240.000 a favor del local y Salas parecía quedar de nuevo al borde del abismo, con contadas ciegas en su pila.

Brazalete del evento principal de la WSOP 2020

Damián no se desesperó y volvió a ganar algunas manos, para llegar a 390.000 fichas en su poder. Con las ciegas ya en 25.000/50.000 volvió a darse un escenario de shove y call, esta vez con Salas adelante gracias a su Ah Td, con una importante ventaja sobre el As 8d del norteamericano. No hubo sorpresas en el board y ahora la balanza parecía inclinarse por fin a favor de Damián.

La contienda encontró su desenlace cuando se repartió la mano #173. En ella, Hebert, que había vuelto a fortalecer un poco su stack, alcanzando los 390.000 puntos, decidió jugarse su pila completa con Ad Qs y Salas le hizo frente con Kd Js. Con las mejores posibilidades para duplicarse a favor del estadounidense, la fortuna jugó para el lado del argentino y en el flop apareció un Ks que empezó a agitar el corazón del ‘Pampa’. 

Después de que un 5d llegó al turn, a Joseph no le quedaba más salida que conectar un As en el river para evitar que el brazalete fuera a parar a las manos del porteño, pero, como si el destino quisiera ratificar que al fin le correspondía el turno a Latinoamérica para proclamar un campeón mundial de poker, fue un Kc el que se plantó sobre el paño y desató el festejo de Damián, que por fin cumplió así con su gran sueño aplazado en Las Vegas en aquella final del verano de 2017.

Ventajas de nuestro servicio de afiliados en GGPoker:

  • Promociones privadas y rifas de torneos;
  • Rake chase exclusiva (GGPN);
  • Soporte profesional siete días a la semana.

Contáctanos para empezar a jugar ahora mismo:

Telegram@Juan_WPD

WhatsAppContacto

SkypeContacto

Email[email protected]

GGPoker logo
GGPoker
GG Network
Buena para principiantes Mejor skin de la red Acción en niveles altos
Welcome offer $600
Rakeback Fish Buffet
Natural8 logo
Natural8
GG Network
50%+ rakeback Bitcoins aceptados Buena para principiantes
Bono $1,000
Rakeback 35%

Síguenos en Twitter y Telegram para estar al tanto de todas las noticias EV+ que publicamos.

Vargoso 05.01.21
  • Comentarios (0)
или зарегистрируйтесь, чтобы оставлять комментарии.
Mejor Trato
Estados Unidos Estados Unidos

Important Update:
Privacy Policy (GDPR) and T&C

Mostrar más Aceptar los términos